Ensonnacionesmarianas es un blog abierto a la reflexión propia y ajena sobre cualquier tema sobre el que deseemos pensar. El ensueño tiene que ver con la idea antigua del sueño como camino al conocimiento (por ejemplo, El primero sueño de Sor Juana).

F(h) Consultora en PYMES y ONGs

lunes, 9 de agosto de 2010

Yo, misionera

De un tiempo (bastante largo) a esta parte, "soy misionera" se convirtió para mí en una respuesta multiuso.

Las primeras veces que respondí eso fue una respuesta obligada porque, al ser recién llegada, todos percibían un acento y modismos extraños. Recuerdo el primer día de 5 grado en que Silvia Protto hoy Pao me preguntó "¿y vos de dónde sos que hablás así?", me lo preguntó en una forma graciosa y simpática, como solía hacerlo siempre y gracias a ella empecé a hablar con las otras chicas. Gracias a ella, también, tuve que dejar de decir "pichado" porque se empezó a reír pensando que me había hecho pis.

Mi respuesta no obligada creo que empezó en Bariloche una vez que sonó el teléfono de la habitación y hablaba con uno de los rosarinos del hotel y, cuando preguntó de dónde era y respondí que de Buenos Aires, me empezó a decir de todo y le dije "pero yo soy misionera".

Actualmente, si me dicen que hablo raro respondo "soy misionera", si critican a los porteños "soy misionera", si quiero criticarlos yo "soy misionera", pero jódanse tengo derecho a hacerlo hace mucho que vivo acá y voto también.

Cuando alguien me gusta, el "soy misionera" suele servir porque, como dice mi amiga Valu, deben de verme como algo exótico. Ojo, ella es hija de paraguayos, pero no es lo mismo, el glamour que doy yo es distinto porque mis padres son españoles, parece ser. Valu es blanca como cualquier blanco, mucho más que algunos que dicen serlo y es que, evidentemente, el color de la discriminación está en los ojos de quien lo evalúa. Si tus padres son paraguayos, son guaraníes, por ende, sos negrita y andás en patas. Si tus padres son españoles y sos misionera, te bajaste del árbol con estilo europeo. Valu, deberíamos hacer un stand up sobre este tema. En fin, que a los hombres que les atrae la naturaleza piensan que es algo magnífico, aunque en verdad todo lo que sea verde y natural me genera alergia. Los que son más burguesitos me ven como algo exótico, blanco, nacido en un lugar que ni siquiera ubican, pero suena lindo ¿viste?

También, puede ser mi respuesta de jodida. Cuando hablo con un extranjero y preguntan de dónde soy, digo "soy misionera" para mortificarlos por su ignorancia nomás porque hay gente que se siente mal con eso. Entonces, si no saben que soy argentina, preguntan dónde queda y explico y agrego "no tenés por qué saber, igual". Si lo hago con brasileros (con algunos, me llevé la grata sorpresa de que sabían dónde era), lo hago para mortificarlos más porque piensan que el mundo argentino se reduce a Buenos Aires.

Si no me ubico en Buenos Aires, digo "soy misionera", aunque tampoco me ubique en Posadas. Quedo un poco como una boluda cuando digo que vivo desde el año 91 en esta ciudad, pero siempre alego que nunca me interesó o que soy turista eterna en esta ciudad. Siempre hay alguna forma de hacerse el interesante o de dejar como un pelotudo al otro o de quedar como un pelotudo rebuscado.

Cuando me dicen que cómo ignoro x cosa sobre la geografía bonaerense, digo que "soy misionera" y, si te ponés a pensar, geografía de tu provincia te la enseñan en cuarto grado y yo vine a hacer quinto. Aunque tampoco recuerdo mucho lo que aprendí en el Misiones 4.

Y, cuando le va bien a Paraguay en algo, digo "recuerden que en la época en que Paraguay fue potencia Misiones era parte de su territorio hasta que los brasileros y argentinos lo cagaron". Porque, con el tiempo, que a mis vecinos paraguayos o correntinos les vaya bien en algo es como un triunfo sobre la adversidad y somos todos uno con el mismo origen. Y si a Uruguay le va bien en algo digo "Andresito Guacurarí era hijo adoptivo de Artigas" (búsquenlo en la red, no me explayo más).

Es decir que esa respuesta tiene múltiples facetas y quién sabe un día me pregunten de qué trabajás o qué estudiás y me dé igual y responda "soy misionera". Porque se convirtió en un latiguilllo como el de mi papá de "soy gallego" para todo, cosa que también adopté por respuesta porque, en el fondo, si bien en términos generales "soy española", en realidad, soy gallego-asturiana, combinación explosiva, pero es lo que soy. Prometo en algún momento explayarme sobre el tema soy gallego-asturiana. Ahora, que salió campeón mundial España, saco pasaporte, aunque sean nuestros vecinos, como dice mi papá.

La cagada es responder "soy misionera" cuando el señor Macri tenía residencia de votación en mi provincia y quería candidatearse por ella y sus etc por mis pagos. Creo que Macri es mi castigo si no es en Misiones es en Buenos Aires, pero en fin, muy a su pesar seguiré siendo misionera.

1 comentario:

  1. sos grosa Mari!!!
    me rei mucho!! me encanto! soy vane

    ResponderEliminar